Aprendizaje robótico para niños

Actualmente, la robótica se considera como una herramienta pedagógica entretenida e innovadora, que cada día cobra mayor importancia en el mundo que habitamos, es por esa razón que conforme los niños se van desarrollando, se deben de fortalecer y adaptar con esta nueva ciencia que se enfoca en ampliar los conocimientos y aptitudes abstractas que les serán de gran utilidad para el futuro.

 

Entre los beneficios que trae la enseñanza de la robótica para el desarrollo de los alumnos, se encuentra que maximiza la capacidad de abstracción al analizar situaciones concretas y utilizar herramientas de representación para documentar y darle una solución a partir de bosquejo e información técnica en forma de texto, de esta manera se va desarrollando el pensamiento lógico por medio de estructuras básicas, lo cual es necesario para poder realizar ejercicios sobre temas de programación (en lenguajes visuales o textuales) .

Si la robótica educativa se implanta desde el inicio de la etapa escolar, ayudará a que niños afronten la interacción de la tecnología como algo natural.   De esta forma se despierta el interés y la creatividad al momento de resolver determinados problemas que se les pueda presentar.

Otras de las ventajas que tiene la robótica educativa, es que lejos de focalizarse en lo individual, fomenta la colaboración y los entornos participativos grupales, es decir el trabajo en equipo, porque ni todos los niños son igual de buenos construyendo, ni todos destacarán programando, pero de la sinergia de las diferentes habilidades con base a las capacidades de cada infante, surgirán el desempeño cooperativo que ser servirá para aprender a superar los retos de manera conjunta.

Podemos finalizar que la robótica es un magnifico hilo conductor a lo largo de decenas de habilidades que las futuras generaciones necesitaran en su día a día, como solía decir Steve Jobs; “hay que pensar en pasos futuros” de esta manera los niños comienzan dando un pequeño paso capaz de convertirse en un gran salto el día de mañana que los prepara para afrontar con gran entusiasmo las profesiones del futuro.

 

LA MOTIVACIÓN EN EL AULA

La motivación es aquella fuerza que nos impulsa a movernos, es decir, a actuar, a hacer algo. En el aula la motivación es muy importante para el proceso de aprendizaje de los estudiantes.

Cuando un alumno quiere aprender algo, lo logra con mayor facilidad que cuando no quiere o permanece indiferente. En el aprendizaje, la motivación depende inicialmente de las necesidades y los impulsos del individuo, ya que estos elementos originan la voluntad de aprender en general y concentran la misma.

 

Cuando una persona desea aprender algo, las otras actividades no atraen sus esfuerzos. Se produce un cambio, un aumento de expectativa y luego de tensión, y ambos casos constituyen una disposición para aprender ese algo. Esto determina una movilización de energía, la cual se ha consumido cuando el aprendizaje ha sido llevado a cabo. Si el esfuerzo tiene éxito, la tensión también se alivia, podemos decir que “la motivación se define usualmente como algo que energiza y dirige la conducta”.

La motivación es influida por factores internos como la personalidad del estudiante, y factores externos como el estilo de profesor que guía las estrategias utilizadas para el proceso de aprendizaje; adicional a esto influye el hogar, te preguntarás cómo puede influir el hogar en el aula, esto es muy importante, ya que juega un doble papel en el proceso de aprendizaje, la escuela y el hogar son las influencias máximas del estudiante. En el hogar es importante mantener interés y comunicación acerca del desempeño académico, el desarrollo psicosocial que rodea el mismo, así como el reforzamiento de los aprendizajes, esto genera en el estudiante una mejor disposición hacia el proceso educativo, dentro y fuera del aula. La escuela y la familia deben guiar a los estudiantes de manera conjunta, de tal forma que puedan mantener la motivación hacia el aprendizaje, de esta forma crear un hábito por adquirir nuevos conocimientos.

De igual forma las estrategias utilizadas en el aula deben ser innovadoras y procurar un papel activo del estudiante para involucrarlo en su proceso de aprendizaje.

Un alumno motivado para aprender sin duda llevará un proceso de aprendizaje más armónico y placentero. Desde el aula se puede influir en esta motivación y vinculados con el hogar serán el mejor respaldo.

Prueba gratis YOY ¡ahora!

¡FORMEMOS MÁS ALUMNOS MOTIVADOS AL APRENDIZAJE!

 MPAD KAREN PATRICIA ANCONA REYES

kren_21_11@hotmail.com