La educación en momentos difíciles es apoyada por la tecnología.

Los desastres naturales, como los terremotos, afectan más de lo que vemos en las noticias, si bien la devastación es parte fundamental del caos, a veces olvidamos las afectaciones a largo plazo que tienen estos fenómenos en la educación de niños y jóvenes. Te has preguntado, ¿Cómo afecta a un país que los alumnos pierdan un año escolar? Bueno, esto es algo grave y hoy en día no podemos permitir que suceda.

 

En la actualidad, 264 millones de niños y jóvenes no van a la escuela. Según la Unesco, ésta y otras deficiencias son responsabilidad de todos los engranajes dentro del sistema educativo, partiendo de los mismos gobiernos. Inclusive, la cifra de los 264 millones podría ser mucho mayor, puesto que una de las principales problemáticas identificada y sobre la cual la Unesco hace un especial llamado es la falta de rendición de cuentas, es decir, cómo están enseñando los docentes, cómo aprenden los estudiantes y hasta cómo están actuando los gobiernos en políticas educativas.

Lo anterior, te preguntarás: ¿Qué tiene que ver con un terremoto y la pregunta principal de este articulo? Tiene mucha relación, si bien los más de 264 millones de personas sin educación no tienen acceso a ella por diversas razones; imaginemos por un momento que una población es devastada por un fenómeno natural como en 2017, cuando México tuvo una vez más un episodio de caos, representaría un atraso o la pérdida de un ciclo escolar entero que se sumaría a esa cifra.

La Unesco dice: “Los gobiernos son los primeros responsables de la buena marcha de los sistemas educativos”, lo cual es muy cierto, pero, en momentos de caos, la población, empresas, actores políticos, otros países, entre otros serán el principal engrane para que una población se levante lo antes posible y el sector educativo no puede ser la excepción

Zendi App, en el pasado 2017, se unió para apoyar a parte de la población afectada por uno de los terremotos más devastadores de la humanidad. Muchos pensarán que todo se resuelve con un tema económico, por medio de las donaciones, pero en Zendi consideramos que además de estos apoyos, la educación de los jóvenes  no debe ser frenada porque, al final del día, ellos serán el futuro que será el sustento del mañana.

Un claro ejemplo de esto es el Colegio de Bachilleres, que a nivel nacional, adoptó Zendi para que los jóvenes de los planteles afectados por lo terremotos no perdieran el ciclo escolar, con ayuda de una plataforma de educación que busca reforzar las habilidades de comunicación efectiva, optimizando los tiempos de entrega de tareas, reduciendo el consumo de papel, uso de calendarización de actividades y eventos de importancia que ayudan a la educación de los jóvenes usuarios. Se implementó y se adaptó la plataforma para cubrir las necesidades del colegio de Bachilleres con base a los desastres acontecidos. Zendi App en sus tres versiones web, iOS y Android fue utilizada por alumnos, docentes y personal administrativo para seguir con la educación y evitar un rezago del conocimiento que podría afectar a nivel nacional.

Sin duda, en Zendi estamos orgullosos de contribuir a la educación de México, con más de 100 mil usuarios disponibles para el Colegio de Bachilleres Nacional, seguimos firmes que somos la aplicación #1 de comunicación efectiva y buscamos más escuelas que deseen unirse a la comunidad preocupada y ocupada por la educación y a la disminución del consumo de papel.

Recuerda que Zendi es una plataforma que ayuda a reforzar las habilidades de comunicación de los tutores, docentes y alumnos que busca mejorar el rendimiento escolar en los principales actores de la educación. Conoce más de Zendi en: http://zendiapp.com/

Recuerda que… “menos papel, más Zendi”

Agregar comentario

Loading