Disfrutar la gloria desde la tribuna

Si eres un fanático de los deportes debes sentirte orgulloso de algún equipo en particular, pero ¿sabes porque tus emociones te trasladan a formar parte de los jugadores que están en el campo y sentir tristeza cuando pierden o felicidad cuando ganan? Existe un nombre para esto y se le determina BIRGing o CORFing, el cual aplica para cualquier deporte.

¡Conoce más sobre la expo aquí!

Empecemos con los conceptos

El BIRGing es el “disfrute de la gloria refleja”. Es decir, cuando tu equipo gana, dices “hemos ganado”, como si tú mismo hubieras jugado el partido, y te sientes bien al día siguiente de la victoria. Y cuanto más te identificas con el equipo, mejor te sientes. Son los típicos fans que al día siguiente llevan la camiseta de su equipo o algún tipo de símbolo identificatorio.

Por el contrario, el CORFing, o “corte del fracaso reflejo”. Es decir, tu equipo es derrotado y pretendes distanciarte de él, como si la cosa no fuera contigo. No perdiste, sino que “ellos han perdido”. Y al día siguiente ni en broma llevarías la camiseta de tu equipo. Estos son los fanáticos falsos o volubles, son como una montaña rusa, están para los buenos momentos, pero no para los malos.

¡Contrata tu show aquí!

Desinhibición como fan

Otro de los aspectos extraño de los fans deportivos es el tema de la desinhibición, es decir el momento donde te pones a gritar y saltar, o a acordarte de la familia del árbitro que va en contra de tu equipo. Y esto lo hacen incluso personas que normalmente son tímidas, pero al estar rodeados de gente que hace lo mismo, la timidez ya no importa. El football americano en sus diversas modalidades suele tener un juego limpio entre los fanáticos, la incidencia entre porras es mínima en comparación a otros donde la policía tiene que tomar el control.

¡Obtén un mes gratis!

Ser local es dar más fuerza

Esta “ventaja” por jugar en casa viene a referirse a la familiaridad que tiene el equipo con el campo, además de tener a sus incondicionales fans animando desde las gradas y no tener que viajar (que también cansa). Sin embargo, el psicólogo Roy Baumeister apoya la llamada “hipótesis del choque en casa”, que predice que un equipo que juega en su propio campo tiene más probabilidades de perder una final, ya que su auto-conciencia aumenta patológicamente y no se centran en el juego, sino que se centran en los aficionados y sus sentimientos, o en como celebraran la victoria. Un arma de doble filo que en algunas ocasiones hace de las suyas.

Descubre tu vocación ¡Ahora!

Agregar comentario

Loading