Dime cómo escribes y te diré cómo eres: problemas del whatsapp

Hoy en día la mayoría de las personas en el mundo usan whatsapp como una herramienta de comunicación, aunque no sea necesariamente efectiva por la naturaleza de la creación de la app sigue siendo la preferida. Recordemos que esta herramienta fue diseñada para generar mensajería instantánea y conectar a las personas de manera rápida y ágil, sin embargo, a veces el contexto, el estado de ánimo, gramática u la ortografía de las personas no ayuda a que se genere un mensaje adecuado. Conoce los problemas más comunes y aprende a cómo evitarlos con los consejos Zendi que preparamos para ti.

 

Muchas escuelas decidieron comunicarse por este medio con sus profesores, padres de familia y alumnos lo cual al inicio parecía prometedor, sin embargo, con el paso del tiempo esto es un grave error, las instituciones más actualizadas entendieron que el uso de whatsapp no es lo mejor para la educación y genera más problemas, conoce los más comunes:

Invasión de privacidad

Los padres de familia muchas veces no respetan los horarios libres de los docentes, se les olvida que tienen un horario laboral. A continuación, ejemplos comunes:

 Si él o la profesora:

  • No contestar el mensaje puede ser considerado grosería
  • Contestar y mencionar que no está disponible ahora, puede ser considerado grosería
  • Contestar y ayudar, acostumbra a que fuera de horarios está disponible

De igual forma, la invasión de privacidad es un tema delicado, los maestros y los padres de familia son los responsables de compartir las actividades que realizan de manera libre y sobre todo seleccionar que personas pueden visualizar las fotografías, estados y número personal. Pensemos en el siguiente escenario: una profesora de nivel básico de un colegio suele subir las actividades que realiza en las historias de su whatsapp, ella comparte con sus contactos las cosas que realiza en su fin de semana sobre una fiesta donde aparecen botellas y cerveza, no se tiene la certeza que la maestra consuma las bebidas, sin embargo, la mamá de una de sus alumnas visualiza la foto y comienza a juzgar que la docente es alcohólica hablando con las demás madres sobre el tema. En el mismo caso, el papá de otro alumno se percata de la misma foto y le llama la atención que la maestra lleva vestido entallado comenzando así una primera idea de acoso. En ambos casos existe invasión de privacidad, nadie sabe con certeza lo que pasaba en realidad en el evento de la foto y puede causar problemas a más de 1 persona, aunque las actualizaciones de whatsapp tengan seguridad existen varios métodos para saltarse dichas herramientas.

El caso anterior es más común de lo que parece y si cambiamos a los actores donde sea un maestro de nivel media o superior con acceso a los contactos de sus alumno(a)s podría suceder lo antes mencionado.

Interpretación inconclusa

Esto es más común de lo que se cree, si bien el ser humano tiene diversas maneras de comunicarse lo cual nos hace una especie avanzada, claramente es un arma de dos filos. Cuando las personas se expresan de manera verbal, en ocasiones si el emisor no explica las cosas de manera clara y con la suficiente apertura por el receptor se crean malos códigos de compresión lo cual denota en no comprender las cosas claramente, con posibilidad de generar un problema entre los involucrados.

Hoy en día se dice que leemos menos que antes, sin embargo, en Zendi creemos que no es cierto y nos basamos en que se lee más en:

  • Whatsapp
  • Redes sociales
  • Blogs
  • Noticias digitales
  • Publicidad tradicional
  • Artículos digitales
  • Entre otros

El problema no es leer menos, es que tenemos menos contenido de calidad y esto impacta directamente en la redacción, ortografía y temas gramaticales. Lo anterior afecta de manera directa a la mensajería en whatsapp, si una persona no escribe de manera correcta lo que desea comunicar por falta de conocimiento o por un estado emocional suele ser mal interpretado por los lectores que su vez, si no saben leer de manera objetiva interpretan lo que quieren y se general muchos problemas.

Pongamos un ejemplo, en una escuela los padres de familia tienen un grupo con la profesora del colegio, en él se mandó un mensaje para darles el aviso a todos que será necesario llevar una caja negra para una actividad. Pensemos que la docente redacto todo de manera clara pero una mamá leyó el mensaje con prisa por presiones en su trabajo y comprendió otra cosa; la señora le responde a la maestra “¿Es necesaria la caja negra, porque llevare una blanca?”, un padre que comprendió el mensaje le responde que “debe ser negra y está clara la información”, la madre se ofende y escribe de manera agresiva que no le pregunto a él. El final de la historia lo dejamos a su imaginación.

En zendi creemos firmemente que una comunicación efectiva escrita debe iniciar con la prudencia, por ello les damos los siguientes consejos: 

  1. No digas por WhastApp aquello que no dirías en persona
    1. Este es uno de los grandes causantes de las discusiones por WhatsApp. Detrás de un teclado todos nos volvemos extremadamente valientes y decimos sin ningún tipo de pudor lo que pensamos del otro.
  2. Evitar los temas conflictivos
    1. Evita cualquier tipo de debate o charla a través de este tipo de medios basados en los móviles o Internet. Debemos ser capaces de evitar todo tipo de temática sensible de mala interpretación o gestión emocional: política, religión, sentimientos o emociones. Todas estas cuestiones se recomiendan que se produzcan en directo y de manera personal
  3. Saber elegir el momento
    1. A la hora de dialogar, los contextos son importantes. Muchas de las discusiones que se crean en WhatsApp se dan por no saber gestionar nuestras emociones vinculadas a la incertidumbre. Como WhatsApp se basa en la transmisión de la mínima información posible al quedar hilado al lenguaje no verbal, el mínimo estímulo hará que interpretemos un mensaje simple como un ataque personal, una insinuación, entre otras.

 

  1. Uso de los emoticonos
    1. El simple gesto de poner una sonrisa, un signo de exclamación o una expresión amigable, puede cambiar radicalmente el rumbo de la discusión. Un “smiley” o un “abrazo” acompañando ciertas aseveraciones ayudan a rebajar la tensión del momento o aumentarlo.
  2. Dime cómo escribes y te diré cómo eres
    1. Para finalizar con esta lista de recomendaciones para evitar las discusiones por WhatsApp, debemos tener especial cuidado con lo que escribimos, y no intentar usar fórmulas extrañas para adoptar otra personalidad en el entorno virtual. Nuestra narrativa define la personalidad que tenemos o que se proyecta, de modo que, si queremos ser fieles a nuestra imagen a la hora de hablar, debemos aplicar el mismo criterio a la hora de escribir.

Por último, queremos que seas consiente sobre el uso incorrecto de whatsapp en las escuelas como principal medio de comunicación, el mundo digital ofrece herramientas especializadas para proteger y reforzar las habilidades de comunicación efectiva en las instituciones educativas, no importando el nivel. Existen aplicaciones que llegaron para sustituir al whatsapp en los colegios, ejemplo de ello es Zendi y es gratuita en México, cuenta con más de 130 mil usuarios en el territorio nacional que disfrutan de generación/visualización de tareas, actividades, eventos, publicaciones masivas, biblioteca institucional, verificación de envíos y mucho más.

“Comparte este contenido a 5 personas que les guste discutir en whatsapp”

Inscribe ahora a tu colegio en zendiapp.com o info@zendiapp.com

Agregar comentario

Loading